CWOS-Radio Sud América General Electric se instala en el Instituto Crandon

    La nueva Estación Broadcasting "Radio Sud-América"

    Originalmente se encontraba instalada la estación R.S.A. en el edificio de la General Electric S.A. calle Uruguay 752, lo que se hizo con el objeto de economizar en los gastos de instalación y mensuales. Debido a la poca altura y a la gran cantidad de alambres telefónicos que pasan cerca de dicho edificio las trasmisiones no tenían todo el alcance que puede tener una trasmisora de un kilowatt como lo es ésta.

    En vista de esto y a pesar de los gastos que dicha instalación erogaba, que de ninguna manera quedaban compensados con el monto de las ventas de algunos aparatos en el Uruguay, se decidió trasladarla dando así un impulso a la radiotelefonía en el país.

    El edificio elegido es el Instituto Crandon, Colegio Norteamericano para Señoritas, que se halla a 82 metros sobre el nivel del mar. El Directorio del Instituto que se halla encabezado por el progresista Señor Herbert Coates con la cooperación de su inteligente Directora señorita Reid, acogieron la idea con entusiasmo y dieron toda clase de facilidades para la instalación de la trasmisora en ese edificio. Sobre la azotea que tiene 18 metros sobre el suelo se colocaron torres con mástiles de 34 metros de altura, lo que hace que la, antena esté a 104 metros sobre el nivel del mar.

    La antena es en forma T de 18 metros cada rama, forma jaula. La contantena está colocada sobre postes de 4 metros de altura.

    El "Studio" o lugar donde se verifican las audiciones, está colocado en la planta baja del edificio en un salón lejos de la calle. Dicho "Studio" tiene las paredes y el techo cubiertas por gruesos tapices de terciopelo y el piso forrado con fieltro para evitar toda clase de resonancias.

    Los alcances que se han realizado con esta estación han sido verdaderamente notables pues se han recibido multitud de cartas de toda la República Argentina, Chile y el Brasil, de aficionados que la oyen perfectamente y con más intensidad que a las estaciones de Buenos Aires.

    Damos a continuación una lista parcial de las personas que han escrito:

    Sr. Wirtz — Valparaíso (Chile)
    Sr. Laurent — Concepción (Chile)
    Sr. Cathler — Madryn, (R.A.)
    Sr. Falinate — Maipú, (R.A.)
    Sr. Estiven — Ayacucho, (R.A.)
    Sr. Faces — San Rafael — Mendoza, (R.A.)
    Sr. Zapiola — La Plata, (R.A.)
    Sr. Stegmann — Apachín — Pampa Central (R.A.)
    Sr. Bazzano — Río Cuarto, Jujuy, (R. Argentina)
    Sr. Antonio Juliá Tobía — Presidente del Radio Club de Santa Fé, (R.A.)
    Sr. Gismondi — Mar del Plata (R.A.)
    Sr. Vergara — Viewies, (R.A.)
    Sr. Elías — Luján, (R.A.)
    Sr. Roca — Santá Fé, (R.A.)
    Sra. Cornelio — El Boquerón — Sur del Mar del Plata, (R.A.)
    Sr. Landízábal — Cintra, (R.A.)
    Sr. Urrengochea — Lonquimay, (R.A.)
    Sr. Regueiro — Montes, (R.A.)
    Sr. Bordenave — Maipú, (R.A.)
    Sr. Mainero — La Plata, (R.A.)
    Sr. Fernández — Maza
    Sr. Navarro — Olavarría
    Sr. Talvat — Santá Fé, (R.A.)
    Sr. Platini — Ayacucho, (R.A.)
    Sr. Moreiva — Curytiba, Paraná, Brasil
    Estación Receptora de las Islas Malvinas

    Bibliografía:
      Autobiografía de Miss Alice Irwin - Registrada en la Biblioteca Nacional
      Actas de la Comisión Consultiva del Instituto Crandon
      Historia del Instituto Crandon - Edith C. de Ros Jones
      Libro N° 2 del Archivo Histórico del Instituto Crandon
(Transcripción de un folleto que se conserva en el Archivo del Instituto Crandon)

    Convenio celebrado entre la Dirección del Instituto Crandon representada para este acto por Jennie Reid, administradora-apoderada y la Sociedad Anónima GENERAL ELECTRIC representada por el Ingeniero S.E. Altamirano, ambas de esta ciudad.-

      1a.- El Instituto Crandon permitirá la instalación en la azotea del edificio de su propiedad sito en 8 de Octubre esquina Avd. Garibaldi de las obras y local necesarios para la estación trasmisora de radiotelefonía, asó como proveerá un salón en los bajos del mismo edificio pera las audiciones radiales.-

      2a.- La General Electric se hace responsable de cualquier daño o perjuicio que esta instalación causare al edificio del Instituto Crandon y se obliga a tomar todas las precauciones y medidas para prevenirlos.-

      3a. Todos los gastos de colocación así mismo de retiro, al vencimiento de este convenio para dejar la azotea y el salón de audiciones en el estado en que se hallaba al comienzo de este contrato, serán por cuenta de le General Electric.-

      4a.- La General Electric abonará el Instituto Crandon un alquiler trimestral de $200.00 oro uruguayos desde el 1o. de Julio de 1923 hasta el 31 de Diciembre de 1924 y $250.00 desde el 1o. de enero de 1925 en adelante.-


      Convenio entre la General Electric
      y el Instituto Crandon

      5a.- Si al terminar los primeros cuatro meses o sea el 31 de Octubre de 1923 no le conviniera al Instituto Crandon el que la estación estuviera en su edificio notificará por escrito a la General Electric para que la retire concediéndose como indemnización a la General Electric el que no abone nada por concepto de alquileres por el tiempo que haya tenido su estación en el edificio.-
      En caso de que al finalizar dichos cuatro meses el Instituto Crandon no comunique nada a la General Electric se entiende que rige este convenio hasta el 30 de Diciembre de 1925 en cuanto e la cláusula 4a. sobre pago de arrendamiento.-

      6a.- Despues del 31 de Octubre de 1923 este convenio en cualquier momento puede ser terminado por ambas partes notificando por escrito con 120 días de anticipación a la otra parte sin que haya lugar a reclamación alguna.-

      7a.- La General Electric instalará y prestará gratis un receptor con alto parlante completo pera la Sala de Lectura de los profesores y alumnos.-

      8a.- En la publicidad que la General Electric haga por programas impresos así mismo de vez en cuando por medio de la trasmisión radiotelefónica hará mención del Instituto Crandon, Colegio Norteamericano de como una cooperación por parte de la General Electric para hacer conocer más ampliamente esta Institución.-


      Convenio entre la General Electric
      y el Instituto Crandon
      (firmas)

      9a.- Solo será permitida la entrada al edificio Crandon a las personas de la General Electric necesarias para el servicio de la instalación, los artistas a la pieza de la planta baja, y el electricista encargado de las transmisión a la azotea por la escalera correspondiente.-

      10a.- En caso de diferencia entre las dos partes contratantes sobre el alcance o interpretación de las clausulas le este convenio, la cuestión será sometida a árbitros designados uno por cada parte y si estos no pudiesen ponerse de acuerdo sobre el fallo designarán a un tercero conjuntamente.-

        Jennie Reid
        Administradora–Apoderada

          Por General Electric SA
          S. E. Altamirano
    Con motivo de la campaña financiera aludida, se puede observar en la propaganda gráfica relativa a la misma, una fotografía del Instituto, en la cual aparecen sobre su techo, las antenas de la estación trasmisora de radio de la General Electric, una de las primeras, sino la primera, de las estaciones trasmisoras de radio telefonía que hubo en el país. .

    No era de extrañar el aprovechamiento de esa ubicación ya que los terrenos de Crandon se encuentran en una de las alturas predominantes de la ciudad sobre el nivel del mar.

    La parte de "estudio" de la estación ocupaba una habitación, en la planta baja, en la parte de atrás del edificio del lado de Garibaldi, con cortinados obscuros desde donde se irradiaban los programas. Eran los tiempos, tal vez recordados por muy pocos en que la mayoría de los receptores, funcionaban a galena y un gran porcentaje de esos aparatos se debían a la habilidad de sus constructores. .

    La atracción que las torres de transmisión despertaba en todos los que pasaban por el lugar, cesó de ser tal en el curso del año 1927 cuando por razones técnicas que afectaban la integridad de los techos donde se emplazaron las torres, hubo necesidad de removerlas.
(Informe acerca de la campaña financiera del Instituto en 1925)

    Información sobre la Radio General Electric

    La radio funcionó en el Instituto Crandon con una antena colocada en el techo del edificio de la Av. 8 de Octubre.

    Se presentaron -hacia el año 1927- algunos problemas en cuanto al funcionamiento de la emisora dentro de las instalaciones del Colegio, así como problemas en cuanto al deterioro que, dentro del edificio, había comenzado a producir la antena.

    En cuanto al primer punto, en 1926, la General Electric transfirió -a nivel del Colegio no se sabe si en parte o totalmente- la estación al Imparcial sin hacer consultas previas con las autoridades del Instituto.

    Por otra parte, el hombre que realizaba las transmisiones llegaba al colegio a las nueve de la noche y se retiraba a las once, siendo acompañado por el sereno. Hasta esa hora, permanecía levantada la Administradora para constatar que todas las personas que tomaban parte en los conciertos se hubiera retirado a la hora convenida. Al viajar la Administradora del Colegio a los Estados Unidos, esta función se distorsionó y las actividades; de la radio se prolongaban hasta la una y media aproximadamente. Nadie que diera clases al día siguiente, podía quedarse vigilando hasta esa hora.

    Se plantean inquietudes también en cuanto al gasto de electricidad.

    Al comienzo, las transmisiones se realizaban todos los días menos los domingos, pero en determinado momento, no sólo venían también los domingos, sino que también lo hacían de tarde, por lo que todo esto va generando inconvenientes para las actividades del colegio y del internado, presentándose también problemas en cuanto a la seguridad del edificio.

    En cuanto al segundo problema, consta en la Autobiografía de Miss Alice Irwin, directora del Colegio durante este período, las dificultades que estaba ocasionando la antena instalada en la azotea del edificio:

      "... La primera estación de radio del Uruguay, CX 14 El Espectador, fue instalada en Crandon, situado en terreno algo más elevado y cuyo edificio, con su techo chato, era ideal para la alta antena.

      El equipo de transmisión estaba en una de las habitaciones del sótano. El control estaba en el techo.

      El sereno del colegio acompañaba al controlador al techo y lo dejaba salir después de la transmisión. El peso y el viento hacían que la altísima torre se moviera tanto que rompía el cielorraso del techo de las habitaciones del piso superior. Este comenzó a caer encima de las camas de las niñas y era peligroso. Así que tuve que pedirle a la estación que se retirara."

    El alquiler que se percibía por la ocupación de la estación de radio, era de unos mil dólares al año.